Traveling is important

TourGratis Blog

Free tours por todo el mundo y visitas guiadas



calle sierpes

Paris tiene los Campos Elíseos, Londres su Trafalgar Square, Roma la Vía Veneto y Sevilla la calle Sierpes. Si visitamos Sevilla una de las calles que visitaremos, sin lugar a duda, será la calle Sierpes. Es una de las calles más representativas de toda la ciudad. Se trata de una calle de unos unos 400 metros aproximadamente en pleno casco antiguo de Sevilla. La principal calle comercial de la capital andaluza se extiende desde la Plaza de la Campana hasta la Plaza de San Francisco. En ella podemos encontrar numerosos cafés, restaurantes, bares y boutiques y un sinfín de negocios más. Pero… ¡Cuidado! ¡Esta calle puede ser un tanto adictiva para todo el mundo!

En las numerosas tiendas pequeñas y grandes de la calle Sierpes hay una gran selección tan grande de productos de alta calidad y curiosidades que la esta calle tan larga no tiene que esconderse detrás de otras calles comerciales de las grandes metrópolis europeas. Especialmente en el área de zapatos y artículos de cuero podrás encontrar aquí la elegancia mediterránea en la calidad de primera clase en los precios relativamente asequibles.

En verano, los sevillanos protegen la calurosa calle con grandes toldos que harán que siempre puedas encontrar un lugar sombreado. Además, el centro de Sevilla es el casco antiguo más grande de España. Solamente podemos encontrar este casco histórico de mayor categoría en tan solo dos ciudades en Europa: Venecia y Génova. La calle Sierpes tiene dos horarios principales, cada uno con su propio encanto: la tarde y la noche. La calle comercial más concurrida es por la tarde. Muchos sevillanos utilizan el tiempo después del gran calor del mediodía para dar un largo paseo por su probablemente más famosa calle.

Algunas recomendaciones si paseas por calle Sierpes.

Siéntate en una de las muchas pastelerías y disfruta de las diferentes personas que ahora están en la calle Sierpes a la vez que saboreas un trozo de pastel dulce. La confitería “La Campana”, por ejemplo, es una de las tiendas más antiguas de esta ciudad fundada desde 1885 y donde ofrece dulces y golosinas en las inmediaciones de la Plaza de San Francisco. Y una vez que baja el sol y la tarde se termina comienza la noche sevillana. La imagen de la calle Sierpes cambia y un toque de magia cubre el paisaje. La noche es el momento de los pequeños artistas y músicos. Las estatuas humanas, la pantomima y los pintores talentosos pueblan ahora el viejo pavimento. Este paisaje encantador está respaldado por numerosos músicos callejeros.

Por otor lado, las compras siguen siendo posibles: muchos vendedores ambulantes extienden sus mantas y ofrecen a los transeúntes todo tipo de souvenirs prácticos o kitsch. Los lugareños se reúnen en los numerosos restaurantes y bares y disfrutan de las famosas tapas y otras especialidades andaluzas junto con visitantes de todo el mundo.

En definitiva, déjate maravillar y enamorar de Sevilla mientras que disfrutas de todo el ambiente sevillano que aparece en esta calle tan importante de la capital hispalense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.